Home
Listas de tareas más útiles PDF Print
Written by Ignacio Lirio   
Saturday, 10 January 2015 09:21
There are no translations available.

La procrastinación se aborda desde la escuela de pensamiento del GTD como un problema más que afecta a nuestra productividad personal o laboral. Sin dejar de ser esto cierto, a menudo se banaliza un poco este fenómeno y se receta al pobre procrastinador una buena dosis de herramientas y técnicas para mejorar la productividad. Una de las más básicas es la socorrida Lista de Tareas. Desde la solución clásica de apuntarlas en una libretita de papel hasta la más sofisticada aplicación para móviles, el anotar en un listado nuestras tareas pendientes junto con su prioridad, fecha de vencimiento, etc. frecuentemente se ofrece como la solución obvia y definitiva que curará los males de las personas procrastinadoras.

Según los resultados del sondeo sobre la procrastinación que elaboramos para este blog, junto con numerosos comentarios acerca de ello, la efectividad de las listas de tareas y herramientas similares parece ser muy limitada. Hacemos listas de tareas para procrastinar consultarla o actualizarla, y éstas se acaban conviertiendo en un siniestro "hall of fame" de nuestros proyectos abandonados favoritos...

Y no es que estos listados sean ineficaces de por sí, si no que quizá estén obviando que una tarea pendiente no es algo del todo frío y mecánico, un simple proceso que computar, y que basta con clasificar dichas tareas según su orden de prioridad, para empezar a ejecutarlas en ese mismo orden. Me parece una aproximación poco realista desde el punto de vista humano. Todas las tareas mentales que realizamos (entendiendo por "mentales" aquellas que requieren un esfuerzo intelectual consciente) tienen un coste para el Ego, se cobran un peaje de nuestro crédito inicial de Fuerza de Voluntad disponible. Cuando una tarea es urgente y "quema" en nuestra lista de tareas —porque la hemos estado procrastinando anteriormente— aunque ésta sea sencilla o corta de implementar (¡puede ser una simple llamada de teléfono!) afrontarla nos cuesta un precio muy caro en término de Erosión del Ego, aunque posteriormente sintamos el alivio e impulso motivacional al haberla completado y habernos deshecho de ella. Si además la tarea resulta tediosa o complicada, ese alivio se verá neutralizado por la enorme pérdida de Ego que habremos padecido por el camino. Todo esto, combinado con el lógico y concomitante cansancio físico, hace que dichas tareas no sean fáciles de clasificar en el Listado: si se colocan al inicio, corremos el riesgo de abandonar el resto de tareas porque ya no nos sentimos con fuerzas para afrontarlas. Si por el contrario y para evitar ese riesgo la dejamos para el final, corremos aún si cabe más riesgos, a saber: que hayamos consumido el tiempo material para ponernos a ello, o que ya de entrada no nos quede suficiente crédito de Fuerza de Voluntad (Ego) para afrontarla con éxito, por lo que sistemáticamente optamos por el "Mañana la hago". O sea, se cierra el círculo vicioso de la procrastinación.

 

 

Quizá sería buena idea incorporar dentro de las herramientas de GTD un campo de información destinado a que evaluemos de manera honesta (las listas de tareas han de realizarse en estados lo más emocionalmente liberos posible) no solamente la cantidad de tiempo que nos supondrá ejectuar la tarea (tiempo que casi siempre se tiende a subestimar) si no también el peaje de desgaste del Ego que nos va a suponer. De este modo, se podría planificar una jornada productiva de una forma más eficiente. ¿No creen?

Last Updated on Saturday, 10 January 2015 09:48
 
StayFocusd, una utilidad para alejarnos de distracciones PDF Print
Written by Ignacio Lirio   
Sunday, 21 September 2014 09:39
There are no translations available.

El mercado del software está plagado de pequeñas aplicaciones y utilidades para aumentar nuestra productividad personal: listas de tareas, anotaciones, alarmas, etc.

Una de estas utilidades es StayFocusd, una extensión para el navegador Google Chrome, que sirve para eliminar de manera radical nuestras fuentes de distracciones. Es muy típico para un procrastinador tener abiertas multitud de pestañas con webs que distraen: redes sociales, correo electrónico no profesional, vídeos, etc. Recurrir a ellas es muy tentador, sobre todo en esas largas jornadas laborales repletas de tareas tediosas.

Pues bien, StayFocusd permite al usuario fijar un tiempo máximo de procrastinación para una página web determinada. El punto clave del cronómetro de StayFocusd contabiliza solamente el tiempo que invertimos viendo e interactuando con esa página. Es decir, si pasamos a otra pestaña temporalmente, dicho cronómetro se pausará hasta que regresemos a la pestaña cronometrada. Una vez expirado el plazo que nos hemos auto impuesto, el sitio web queda bloqueado… hasta el día siguiente. Si queremos acceder con ese mismo navegador a esa misma web, la extensión hace que salte automáticamente a la página de StayFocusd, donde aparece un texto de grandes dimensiones que reza "Shouldn't you be working?" (¿no deberías estar trabajando?)

Aunque el propio usuario trate de desbloquear de nuevo ese sitio web desde las preferencias de la utilidad, ésta no se deja hasta el día siguiente. Puede ser una forma útil de cercenar nuestras distracciones y obligarnos a ponernos a nuestra tarea.

Obviamente, la cosa no es tan sencilla. El deseo de procrastinar es tan fuerte que el procrastinador siempre encontrará una vía para zafarse de aplicaciones restrictivas como esta. Abrir un navegador distinto, por ejemplo, cambiar de computadora, o en última instancia buscar otra fuente de distracción. Pero bien implementadas, estas herramientas y estrategias son una contribución que puede ser de gran utilidad para dosificar nuestra procrastinación de manera que la tengamos de algún modo bajo control.

Actualmente StayFocusd está disponible como una extensión del navegador Google Chrome. Su coste es la voluntad del usuario (que el fabricante estipula en $10)

 
«StartPrev12345678910NextEnd»

Page 1 of 32
 

Languages

El libro

Ya puedes leer el primer capítulo de nuestro libro "La Procrastinación: una epidemia de nuestros días", muy pronto disponible en Amazon.es !

Polls

Do you think you are a procrastinator?